Depilación

El ritual de belleza más antiguo

Posiblemente la depilación sea el ritual de belleza más antiguo de todos los procedimientos estéticos que se han ido desarrollando a lo largo de la historia.

Desde las culturas más antiguas como la egipcia, la griega o la romana, pasando por la Edad media y el Renacimiento, hasta nuestras culturas actuales, el vello corporal ha estado reñido con los cánones de belleza.

La forma de eliminarlo  también ha ido evolucionando hasta nuestros días. Actualmente conviven varios sistemas o tecnologías de depilación en nuestros salones de belleza.

Depilación

Nuestros tratamientos

  • Depilación con Cera: todavía el sistema más común y conocido para eliminar el vello de las diferentes partes del cuerpo. Se utiliza diferentes tipos de cera como la “Cera Caliente”, “Cera Tibia” o “Cera Fría” que se aplican dependiendo del tipo de piel, la zona a depilar e incluso la preferencia de la persona o profesional que la aplica.

  • Depilación Eléctrica: es el único método de depilación definitiva para todo tipo de pelos, incluyendo las canas. Se utiliza una corriente eléctrica para destruir el folículo piloso y así anular su capacidad de crear un nuevo pelo.

  • Depilación con Láser Diodo: la más utilizada actualmente. El láser es absorbido por la melanina del pelo y va quemando o destruyendo los folículos de la zona que se desee depilar. El número de sesiones necesarias dependerá del tipo de piel, el grosor del vello, etc. Son necesarias entre 6 y 9 sesiones para eliminar el 90% del vello.

  • Depilación con Láser Neodimio-Yag: se trata de un láser muy potente que está especialmente indicado para los vellos más gruesos y las pieles más oscuras. Su tratamiento es un poco más incómodo para la persona pero penetra más fácilmente hasta la raíz del vello y consigue una verdadera depilación cuasi permanente después de varias sesiones.

  • Depilación con Láser de Barrido:mediante esta técnica se van realizando disparos repetitivos de láser a poca potencia en una zona determinada quemando todos los pelos mientras se realiza ese barrido sobre la zona que se desea depilar. Es prácticamente indoloro pero precisará de más sesiones.

  • Depilación con Láser Alejandrita.: muy efectivo en fototipos de piel claros, pero dada su alta absorción por la melanina, el riesgo de quemadura es alto y ha de ser manejado por personal muy cualificado. No aconsejado para fototipos IV y superiores.

  • Fotodepilación IPL: es la opción perfecta para cualquier tipo de pelo, desde castaño hasta casi blanco. Se realizan unos disparos en la zona a depilar acabando con el vello. Se necesitan más sesiones para finalizar un tratamiento.