2 diciembre 2021

Importancia de la limpieza e hidratación de la piel

Categorías: Estética y Belleza

En general todo el mundo desea un rostro que muestre una imagen limpia, hidratada y lo más juvenil posible. La principal causa de tener un aspecto apagado y desigual de nuestro rostro es la falta de cuidado de la piel. El primer tratamiento que debemos realizar es la limpieza e hidratación diaria por la mañana y por la noche.

Con la limpieza diaria de nuestro rostro conseguiremos eliminar las impurezas y la propia grasa que genera nuestra piel y que obstruyen los poros impidiendo que la piel pueda respirar satisfactoriamente, además con la limpieza eliminaremos las células muertas que dan ese aspecto opaco y apagado a la piel. Gracias a esta limpieza conseguiremos que nuestro rostro recobre luminosidad y sus músculos se tonifiquen, consiguiendo oxigenar la piel, ganar luminosidad y consiguiendo una piel más tersa y suave.

Limpieza facial e hidratación en Forma y Línea

Una vez se haya conseguido un rostro totalmente limpio de todo tipo de impurezas, el segundo paso para el cuidado diario es la hidratación.

Una buena hidratación hará que el nivel de agua de la piel este equilibrado y que la barrera protectora quede preparada para proteger el rostro de agentes externos, como el clima o la contaminación y evitará que tengamos una textura arrugada, envejecida y propensa a la descamación.

Tener una piel hidratada permite lucir una imagen fresca, limpia y más juvenil. Es importante complementar el cuidado diario de nuestra piel con la ingesta de una importante cantidad de agua a lo largo de la jornada, e incorporar para la hidratación una crema hidratante de día con una importante protección solar, independientemente de la estación del año y una crema hidratante específica de noche.

Limpieza facial e hidratación en Forma y Línea

Otros artículos de esta categoría