9 noviembre 2021

Ventajas, características y resultados que se pueden obtener con los Hilos Tensore

Los hilos tensores PDO son una de las técnicas más empleadas en procedimientos de estética. Estos hilos, también conocidos como “hilos mágicos”, tienen el objetivo de rejuvenecer la piel de los pacientes, reafirmando la piel del rostro del paciente desde su interior y sin necesidad de intervención quirúrgica. Los resultados de los hilos tensores PDO son casi inmediatos.

Una de las principales características de los hilos tensores PDO es que estos no requieren de anestesia. El propio personal médico especializado es capaz de introducirlos sin pasar por un quirófano, y con efectos a largo plazo.

El PDO, o polidioxanona, se usa con frecuencia en hospitales y clínicas para suturas, por su resistencia y porque potencia la unión de las células. Esto es posible gracias a que los hilos tensores PDO estimulan la producción de colágeno y elastina, con lo que se potencia la elasticidad de la piel de la cara. También aporta firmeza y brillo, al tiempo que intensifica la salud de los tejidos y frena el envejecimiento de la piel.

Hilos tensores PDO: antes y después

Con el paso del tiempo la piel va sufriendo el desgaste propio de la edad. Pierde, entre otros, firmeza, elasticidad, colágeno y grasa facial., lo que desemboca en arrugas y flacidez en las áreas más expuestas a este tipo de señales de envejecimiento: cuello, papada, ojos, cejas y mejillas.

De un tiempo a esta parte las clínicas de belleza y estética han incorporado entre sus servicios los hilos tensores PDO que permiten corregir estas nuevas características del rostro reduciendo las arrugas de expresión, eliminando las del cuello y reafirmando su firmeza, minimizando las arrugas en el contorno de los ojos o elevando las cejas.

El objetivo de los hilos tensores es sanear las zonas en las que se aplican, sin cicatrices, y mejorando la estética y la autoestima de los pacientes. Este tipo de tratamientos con hilos tensores PDO son aptos tanto para hombres como para mujeres, y en cualquier edad en la que los signos de flaqueza del tensor y firmeza de la piel empiecen a aparecer, aunque también es cierto que es más frecuente a partir de los 40 años.

Es por ello que siempre es aconsejable disponer de este producto, hilos tensores PDO, en tu centro de belleza o estética, para ampliar los servicios ofrecidos y aportarle a cada paciente las soluciones que necesita en cada momento. Porque los resultados de los hilos tensores PDO no solo conseguirán la satisfacción de tus clientes, sino también su fidelidad a tu centro.

Preguntas frecuentes sobre los hilos tensores PDO

¿Cuánto dura el efecto de los hilos tensores PDO?

Los resultados de la aplicación de los hilos tensores tienen una duración de entre uno y dos años, si bien es cierto que es aconsejable someterse a revisiones periódicas para que el experto en estética supervise y aconseje al paciente ante cualquier circunstancia.

¿Cómo se realiza la técnica con hilos tensores PDO?

El primer paso consiste en un estudio minucioso por parte del médico. Tras analizar el caso particular y estudiar las expectativas posibles y el procedimiento a utilizar, se aplica la crema anestésica antes de infiltrar los hilos a nivel subcutáneo. El número de hilos tensores PDO a utilizar dependerá siempre de la piel y punto de partida de cada paciente.

¿Qué se aconseja antes de aplicarse hilos tensores PDO?

Nada de remedios caseros, el especialista de la clínica de belleza y estética de confianza es quien debe aconsejarle sobre qué productos debe ingerir en los días previos para cuidar su piel.

¿Qué debo hacer después del tratamiento con hilos PDO?

Los expertos aconsejan vida normal aunque, eso sí, recomienda aplicar frío durante las primeras horas, no someterse a masajes intensos en la zona tratada y mantener una correcta higiene en el área sobre la que se aplican los hilos tensores PDO.

Resultados hilos tensores PDO y posibles efectos secundarios

Los resultados de los hilos tensores PDO, así como sus efectos, pueden apreciarse a las pocas horas de haberse aplicado el tratamiento. El efecto lifting sobre las zonas tratadas se hace evidente al poco tiempo de haber aplicado los hilos PDO.

Con el paso del tiempo, dos o tres meses después de haber sido aplicados, los resultados de los hilos tensores PDO se manifiestan en la piel, que acaba de absorber el efecto y muestra toda la elasticidad y luminosidad pretendida.

Estos efectos de los “hilos mágicos” no están, sin embargo, exentos de algunos, aunque mínimos, efectos secundarios. Es posible que el paciente sienta algunas molestias al principio, o alguna inflamación, que apenas durarán días, ya que tienden a desaparecer al poco tiempo sin dejar ninguna huella de su presencia. También es posible que surjan hematomas en algunos casos, que tampoco se prolongarán durante más de tres o cuatro días. Con todo, los resultados de los hilos tensores PDO son casi inmediatos y muy eficaces un un altísimo porcentaje de los pacientes.

¿Quién puede recibir un tratamiento de hilos tensores PDO?

Como comentábamos, cualquier persona (hombre o mujer) de cualquier edad (aunque la edad media ronda los 50 años) puede aplicar un tratamientos con hilos tensores PDO. No hay una edad estipulada, ni mínima, para este tipo de tratamientos.

Tampoco es necesario tener varias zonas de corrección (arrugas) para aplicarse hilos tensores PDO. Es suficiente con que el paciente decida que quiere, necesita o cree conveniente corregir o aportarle firmeza y elasticidad a una zona concreta (cuello, papada, ojos, etc) de forma que solo se realice el tratamiento sobre una de ellas.

Fuente: Dermatología y Estética. Dr. Marianela Sanchez